Programa de formación dirigido al personal de enfermería y personal médico de los Servicios de enfermedades infecciosas/Unidades de VIH y de otros Servicios hospitalarios que atienden a pacientes con prácticas de chemsex, como psiquiatría, psicología, y especialmente urgencias, en España

Fechas: del 8 de febrero al 4 de abril de 2024

Plazo de preinscripción: hasta el 24 de enero de 2024

>> Más Información y enlace a la preinscripción <<

 

1. Introducción
Esta formación online se dirige al personal de enfermería y personal médico de los Servicios de enfermedades infecciosas/Unidades de VIH y de otros Servicios hospitalarios que atienden a pacientes con prácticas de chemsex, como psiquiatría, psicología, y especialmente urgencias, en España.

El término de origen anglosajón chemsex surge de la unión de las palabras chems (eufemismo de drogas) y sex (sexo). No todo uso sexualizado de sustancias es chemsex”, sino que este se refiere únicamente a un tipo particular de práctica de consumo sexualizado de sustancias, vinculada a la comunidad LGTBIQ+. Los efectos de algunas de las drogas consumidas durante las prácticas chemsex pueden provocan euforia y una desinhibición desmesurada que en este contexto pueden conducir hacia actividades extremas, incluyendo largas sesiones sexuales, que pueden durar muchas horas o incluso varios días.

En España, quienes practican chemsex suelen referirse a estas prácticas con términos como chill, sesión, o colocón, entre otros. No todas las personas con prácticas de chemsex perciben estar teniendo consecuencias negativas derivadas de las mismas. Esto depende de múltiples factores personales y contextuales, del patrón de consumo, sustancias de elección, vía de administración, y no todas las personas parten del mismo punto.

Pero cuando estas prácticas se mantienen o intensifican en el tiempo pueden tener impactos importantes para la salud, incluyendo usos problemáticos de drogas y adicción, comprometiendo la salud mental o contribuyendo a la transmisión de infecciones de transmisión sexual, entre otros efectos no deseados. Por todo ello, este fenómeno constituye una preocupación para la salud pública.

Dado que las prácticas de chemsex pueden tener impactos en diferentes facetas de la salud, su abordaje puede requerir la intervención por parte de diferentes tipos de profesionales y diversos tipos de servicios o unidades, parte de los cuales se encuentran en el ámbito hospitalario. De ahí la importancia de colaboración entre profesionales de diferentes disciplinas y recursos, para buscar esa complementariedad que permita ofrecer abordajes integrados.

Para ello, es necesario mejorar y actualizar la formación de los equipos que tienen un papel más relevante en el cribado de estas prácticas y en la atención asistencial de los usuarios de chemsex, aspectos incluidos en el diseño de este curso.

 

Más Información: Curso online «El fenómeno del chemsex y sus implicaciones para la salud. Cribado y atención en pacientes con VIH»

 

Con la colaboración del Programa de Becas de Gilead Sciences

Puedes compartir la noticia...