SEISIDA lamenta profundamente el fallecimiento de Timothy Ray Brown, la primera persona que se curó del VIH.

Conocido como el ’Paciente de Berlín’, Timothy se curó del VIH en 2008 después de someterse a un complejo trasplante de células madre por leucemia aguda. Sin embargo, hace seis meses, la leucemia había reaparecido y se había extendido por su columna y cerebro.

“Toda la Junta Directiva de SEISIDA lamenta la muerte de Tim y queremos enviarle nuestra condolencias a su pareja, Tim, y a su familia y amigos”, señala Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, Presidente de SEISIDA.

“Le debemos a Timothy y su médico, Gero Hütter, una gran gratitud por abrir la puerta a los científicos para explorar el concepto de que es posible una cura para el VIH”.

Timothy recibió un trasplante de médula ósea en Berlín, Alemania, en 2007. El donante era naturalmente resistente a la infección por el VIH debido a una mutación en el gen CCR5, una proteína crítica requerida por el VIH para ingresar e infectar células.

Poco después del trasplante, “por decisión propia”, decidió dejar de tomar el tratamiento antirretroviral y desde 2007 “el virus no ha vuelto a aparecer”. En otras palabras, estaba curado. Su experiencia sugirió que el VIH algún día podría ser curable. Esto impulsó una serie de esfuerzos por parte de investigadores e instituciones que se centran en la investigación sobre la cura del VIH.

SEISIDA tuvo la suerte de contar con la presencia de Timothy durante su XIX Congreso Nacional sobre el SIDA e ITS, celebrado en Alicante los días 3 y 5 de abril de 2019. Allí, Timothy compartió su experiencia con todos nosotros. Demostró su calidad humana y su generosidad al seguir ayudando a la investigación al someterse a infinidad de biopsias, todavía en esos momentos, para confirmar la ausencia de VIH.

Aunque algunos decía que estaba curado “funcionalmente, según el Instituto Pasteur de París, él se sentía que está curado, y como tal vivía su vida.

Nunca pensaba en la enfermedad ni a la posibilidad eventual de que el virus reapareciera. “Soy sexualmente activo”, nos dijo en Alicante. Y, como cualquier otra persona sin VIH, no es inmune al contagio. Por eso tomaba todas las precauciones posibles.

Entre ellas la PrEP, la profilaxis preexposición, un tratamiento al que se puede acceder en España. “Los jóvenes han vuelto a perder el miedo a contagiarse y este tratamiento es seguro y no tiene efectos secundarios“, nos advirtió.

Brown también colaboró en la iniciativa #YONOMEOLVIDO, una acción de GESIDA, SEISIDA, CESIDA, junto a la Compañía farmacéutica ViiV Healthcare, que busca que España se comprometa con el Programa de ONUSIDA 90-90-90: el 90% de las personas que viven con el VIH sepan que tienen la infección; el 90% de las personas diagnosticadas con el VIH estén en tratamiento con antirretrovirales de forma continuada; y el 90% de las personas tratadas tengan suprimida la multiplicación viral. Además, busca que las personas con VIH tengan una buena calidad de vida.

 

Puede encontrar más fotos en el albúm del XIX Congreso Nacional sobre el Sida e ITS, en siguiente enlace.

Puedes compartir la noticia...